La curva de la felicidad

Quino, en plena crisis de los 40, es abandonado por su mujer. La venta del piso donde vivían se convierte en un foco de angustia, ya que su venta significará que ha perdido a Carmen para siempre. Aun así, debido a su carácter inseguro, Quino termina firmando un compromiso con tres hombres diferentes por el mismo piso